CERES, Escuela Vivencial de Astrología

¿Qué es?

   CERES es una escuela vivencial de astrología, online y/o presencial, que enseña el lenguaje simbólico sagrado astrológico: su alfabeto o conjunto de símbolos (elementos, signos, planetas, casas, aspectos, etc.) y su sintaxis (combinación y relación de símbolos).

¿Quiénes somos?

Olivier Philippe y Raquel Valcárcel.

¿Cómo lo hacemos?

   En su metodología, CERES tiene en cuenta a los dos hemisferios del cerebro. La comprensión de cada símbolo se transmite tanto filosóficamente como vivencialmente. Por uno lado, un conjunto de material (visualizaciones guiadas, diaporamas de imágenes, músicas, etc.) permite evocar y provocar una sensación a partir del hemisferio derecho, posibilitando la experimentación y comprensión vivencial de cada símbolo. Por otro lado, una teoría seria y profunda desarrolla el significado esencial del símbolo lo cual remite al aspecto lógico y conceptual del hemisferio izquierdo. Otros materiales (vídeos, radios) combinan los dos hemisferios del cerebro y favorecen su integración. Esta metodología incluye también un conjunto de ejercicios didácticos y prácticos para facilitar la asimilación del lenguaje astrólogico.

CERES propone varios formatos de enseñanza, desde una formación completa y exhaustiva hasta monográficos, módulos sueltos, podcasts y otras charlas. Además, CERES añade a su enseñanza de la astrología, el aspecto terapéutico (Arteterapia, Gestalt, etc.) proporcionando dossier de profundización, talleres de autoconocimiento, acompañamiento terapéutico, así como lecturas de cartas astrales.

¿Para qué lo hacemos?

   CERES da mucha importancia al lenguaje. El lenguaje condiciona nuestra percepción del mundo y de la realidad. Nuestro cerebro procesa la información que recibe del mundo a través del lenguaje. Aprender un nuevo lenguaje modifica nuestro cerebro y sistema nervioso y genera cambios importantes en nosotros mismos. Aprender un nuevo lenguaje enriquece nuestra percepción de la realidad. Eso vale para cualquier lenguaje como los lenguajes modernos (castellano, inglés, francés, etc.).

Pero a la diferencia de los lenguajes modernos, el lenguaje astrológico es sagrado. Si los lenguajes modernos son profanos en tanto que separan y dividen la realidad y nos hacen percibir el mundo como un conjunto de objetos separados los unos de los otros (un árbol, un animal, los seres humanos, todo es separado), el lenguaje astrológico es un lenguaje sagrado porque remite a la unidad de la realidad, a la interconexión de todo el cosmos. Es un lenguaje que en su estructura misma todo esta interrelacionado y entretejido. Con lo cual, para CERES, aprender astrología es enriquecer el cerebro y el sistema nervioso para percibir la realidad desde la unidad.

CERES se propone posibilitar una nueva percepción de la realidad y una nueva actitud hacia la vida. Dejar de sobrevivir desde el miedo (percepción separativa) para vivir desde el amor (percepción holística).

0